mariooweb
 
  Home
  Devociones
  María
  Reflexiones
  => los gansos
  => tres arboles
  => corazonperfecto
  => El Árbol de la Cruz
  => Pan de Cristo
  => El por qué de la Navidad
  => Quiero ser televisor
  => Adoración
  => El cuarto rey mago
  => Desde el pozo al cielo
  => La flecha de la verdad
  => La vida es
  => La carta de Dios
  => El corazón de un niño
  => Se venden cachorros
  => abandono
  => abnegación
  => adelante de DIos
  => pajaro en el pantano
  => no es mi problema
  => el gran diamante
  => La maravilla de ser hijo de Dios
  => Inventario de tus dones
  => La herramienta preferida
  => dos células
  => tu puedes triunfar
  => hombres desorientados
  => el barbero
  => encontrando a jesus
  => entrevista a Dios
  => La nota que faltaba
  => La cuerda floja
  => A esto le llamo amor
  => servir a los demás
  => Una fortuna sin saberlo
  => La puerta del corazon
  => Zapatos para Jesus
  => Un paseo en bicicleta
  => Navidad es amor
  => El árbol de los problemas
  => quien se lleva al Hijo
  => no te parece extraño
  => el dia que Jesús guardo silencio
  => El hermano mayor
  => una penitencia curiosa
  => Eligiendo mi cruz
  => huellas en la arena
  => La silla vacia
  => La tienda del cielo
  => La amistad
  => amor es escuchar
  => dejate_mirar_por_jesus
  => La felicidad es un trayecto
  => El aguila entre los patos
  Contacto
  Libro de visitantes
  Oraciones
  Santos
  Libros
  visitanos
  Imágenes
  Directorio Católico
  defensa de la vida
  Audio
La nota que faltaba
  LA NOTA QUE FALTABA
           
En un día nublado se desata una tormenta,  pero este fenómeno natural no fue una excusa para que Tavito y Génesis no asistieran a la escuela a pasar clases de música.
Ya en clases pregunta la profesora a Tavito:
¿Cuántas son las notas musicales?
Tavito responde con prontitud: 
-Son siete
¿Cuáles son? Replica la maestra
El niño responde: DO-RE-MI-FA-...-LA-SI
La profesora notando que se salto una nota vuelve a insistir
¿Estas seguro?
Si profesora dice el niño y vuelve a decir. Para mí las notas son: Do-Re-Mi-Fa-...La-Si
La maestra corrigiendo dice: te falto mencionar una nota la cual es Sol.
Entonces el niño comenta:
-De que Sol me esta hablando, y apuntando hacia el exterior dice, no hay sol por que esta nublado y existe una tormenta...
 
Las tormentas espirituales llegan a nuestra vida, en el momento menos esperado,  sucede que en un abrir y cerrar de ojos  nuestro entorno se oscurece, nuestros días se nublan y el Sol desaparece, la luz se convierte en oscuridad.
¿Hay tormentas en su vida?
¿Se fue la luz del sol y no divisa el sendero a seguir?
¿OH y ahora que hacemos?
Simplemente tenemos que suplicar y orar a Dios, ofreciendo alguna penitencia o sacrificio en nuestras acciones.
El siguiente pasaje biblico nos proporciona la nota que falta en nuestra vida:
Samuel tomo entonces un corderito y lo ofreció en holocausto a Yahvé, Samuel suplico a Yahvé por Israel, y Yahvé lo escucho. Mientras Samuel ofrecía el sacrificio, los filisteos se acercaron para atacar a Israel, pero ese día Yahvé lanzo truenos con gran fuerza contra los filisteos. Salieron huyendo y fueron vencidos por Israel. (1ra Samuel 7,9-10)
 
Cuando todo se nubla,  en el momento de oscuridad, en circunstancias en que los enemigos del alma quieren hundirnos en la oscuridad  hay que clamar a Dios, y mas que clamar entreguemos nuestra vida, ofrezcamos nuestro corazón, en palabras biblicas, el verdadero culto que debemos ofrecer es el siguiente: "ofrézcase usted mismo como una ofrenda viva santa y agradable a Dios" (Romanos 12,2)
Es palabra de Dios, que desde la misma tormenta el Señor lanzara truenos y rayos contra nuestros enemigos y estos saldrán de nuestra vida huyendo y derrotados (1ra Samuel 7,9-10)
Trono  el Señor desde los cielos, el Altísimo hizo oír su voz. Lanzo sus rayos como flechas y a mis enemigos los derroto (Salmo 18,14-15)
 
Pasada  la tormenta, encontrando la nota que faltaba (Sol), usted podrá entonar un himno de alabanza a Dios, con todas las notas musicales: Do, Re, Mi, Fa, SOL, La, Si... podrá cantar y alabar a Dios, con la certeza, que la Luz de Dios brilla en las tinieblas y estas no han podido apagarla (Jn 1,5) 
 
Oración: 
              Padre bueno, hoy me dirijo a ti y lo hago en un día oscuro, en el momento de esta plegaria, alrededor mió todo esta nublado, estoy pasando por una tormenta, los enemigos de mi alma, están aprovechando estas circunstancias para hundirme en el abismo, hoy quiero clamar, quiero suplicarte, que me ayudes, te ofrezco mi vida Señor, te ofrezco mi tiempo, te ofrezco mi corazón, Señor como tu palabra afirma, utiliza esta tormenta por la que estoy pasando, para arrojar truenos y rayos contra mis enemigos.  Gracias Señor por que confió que todos ellos serán derrotados, Creo que Tu luz brilla en las tinieblas. Ahora puedo ver el Sol, puedo ver tu luz, puedo ver tus senderos. Gracias Padre, en nombre de Jesucristo. Amen



PRINCIPAL  -  ORACIONES  -  REFLEXIONES    -  VISITANTES  -  DEVOCIONES  -  SANTOS  -  LIBROS  -  CONTACTO
2008 - mariooweb





 
   
Publicidad  
   
NOTICIAS  
   
 
 




 
Hoy habia 119589 visitantes (265397 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=