mariooweb
 
  Home
  Devociones
  María
  Reflexiones
  => los gansos
  => tres arboles
  => corazonperfecto
  => El Árbol de la Cruz
  => Pan de Cristo
  => El por qué de la Navidad
  => Quiero ser televisor
  => Adoración
  => El cuarto rey mago
  => Desde el pozo al cielo
  => La flecha de la verdad
  => La vida es
  => La carta de Dios
  => El corazón de un niño
  => Se venden cachorros
  => abandono
  => abnegación
  => adelante de DIos
  => pajaro en el pantano
  => no es mi problema
  => el gran diamante
  => La maravilla de ser hijo de Dios
  => Inventario de tus dones
  => La herramienta preferida
  => dos células
  => tu puedes triunfar
  => hombres desorientados
  => el barbero
  => encontrando a jesus
  => entrevista a Dios
  => La nota que faltaba
  => La cuerda floja
  => A esto le llamo amor
  => servir a los demás
  => Una fortuna sin saberlo
  => La puerta del corazon
  => Zapatos para Jesus
  => Un paseo en bicicleta
  => Navidad es amor
  => El árbol de los problemas
  => quien se lleva al Hijo
  => no te parece extraño
  => el dia que Jesús guardo silencio
  => El hermano mayor
  => una penitencia curiosa
  => Eligiendo mi cruz
  => huellas en la arena
  => La silla vacia
  => La tienda del cielo
  => La amistad
  => amor es escuchar
  => dejate_mirar_por_jesus
  => La felicidad es un trayecto
  => El aguila entre los patos
  Contacto
  Libro de visitantes
  Oraciones
  Santos
  Libros
  visitanos
  Imágenes
  Directorio Católico
  defensa de la vida
  Audio
dejate_mirar_por_jesus
 DÉJATE MIRAR POR JESÚS

 

 Un rey ofreció un premio a aquel artista que pudiera captar en una pintura la paz perfecta. De todas las pinturas escogió dos. La primera era un lago tranquilo, donde se reflejaba el cielo y las montañas. La segunda representaba unas montañas escabrosas en las que se descargaba un impetuoso aguacero.


    Pero cuando el Rey observó cuidadosamente, él miró tras la cascada un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Allí, en medio del rugir de la violenta caída de agua, estaba sentado plácidamente un pajarito en el medio de su nido…


       El Rey escogió la segunda, porque, según el Rey “Paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que a pesar de estar en medio de todas estas cosas permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón. Ese es el verdadero significado de la paz”.DÉJATE MIRAR POR JESÚS

 

 Un rey ofreció un premio a aquel artista que pudiera captar en una pintura la paz perfecta. De todas las pinturas escogió dos. La primera era un lago tranquilo, donde se reflejaba el cielo y las montañas. La segunda representaba unas montañas escabrosas en las que se descargaba un impetuoso aguacero.


    Pero cuando el Rey observó cuidadosamente, él miró tras la cascada un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Allí, en medio del rugir de la violenta caída de agua, estaba sentado plácidamente un pajarito en el medio de su nido…


       El Rey escogió la segunda, porque, según el Rey “Paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que a pesar de estar en medio de todas estas cosas permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón. Ese es el verdadero significado de la paz”.


 

 
   
Publicidad  
   
NOTICIAS  
   
 
 




 
Hoy habia 119589 visitantes (265392 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=